domingo, 1 de enero de 2012

2012; vamos a llevarnos bien.




Hola querido 2012. Te escribo ya que has llegado , para presentarme y para que te hagas una idea de lo que espero de tí. Espero que me sorprendas. Para empezar te pido salud; para familia, amigos y para mí. Trabajo, también es algo esencial y ahora que las cosas están mal que no falte. A ver si acabas ya con esta odiosa crisis. Más igualdad, menos injusticias. Menos hambre, menos guerras y más MUCHO MÁS amor. Aprobar todo por mi propio esfuerzo. Que mis amigos de siempre sigan a mi lado, ya que son unos de los pilares más importantes de mi vida; y ya sabes la puerta está abierta para todos aquellos nuevos. Quiero a mí lado alguien que me quiera, es esa persona en especial que por ahora se está haciendo de rogar. Ya sabes que voy a pasar un año con muchas ilusiones y sueños, pues espero que sea una esperiencia única e increíble que recuerde siempre. Te pido también volver a verle; que la distancia deje de ser un problema. Te pido que haya tiempo de fiesta, de pasarlo bien. Que seas igual o mejor que 2011 (aunque es dificil de superar este gran año).

domingo, 21 de agosto de 2011

¿Para qué vivir sin esa persona?

Hoy es uno de los días en que además de no tener nada que hacer, tampoco te apetece buscar algo con lo que entretenerte. Todo lo que quieres hacer te recuerda a ella, todo lo que podría mantenerte entretenida tiene que ver con ella, todo lo que tienes a tu alrededor ha pasado por ella o todo lo que ves tiene su mirada encima.
A pesar de todo esto, en vez de querer animarte, te encierras en tu habitación buscando más recuerdos, juntanto todas las piezas de lo poco que recuerdas, mirando fotos hasta que tus ojos no puedan más, escuchando su música o sus canciones favoritas, comiendo helado de chocolate hasta que te duela la barriga o como ahora, escribiendo una entrada en el blog donde poder desahogarte...
Cada paso que das es un recuerdo que te viene a la mente, cada tontería, hasta lo más mínimo hace que tus ojos se rallen bajo las lágrimas y quieras desaparecer de donde estás. Basta que varios recuerdos vengan a tu mente para que pienses, que tu vida sin ella, no vale la pena, pero luego piensas y te das cuenta de que ella es tu vida, que luchar por ella si que vale la pena, y que esperar a volver a verla será el mejor de los regalos.
Por eso, y solo por eso, hoy lucho y seguiré luchando para que mi vida, ella, tenga sentido.

NI.

miércoles, 10 de agosto de 2011

¿Qué es el tiempo?

Segundos que forman minutos, minutos de los que están compuestas las hora, horas que dan lugar a días... así podríamos pasarnos toda una vida. Pero el tiempo varía y a veces pasamos minutos que parecen horas y horas que parecen minutos, dependiendo de como nos sintamos en esos momentos.
Si los minutos se nos convierten en horas tendremos que pensar, ¿ por qué, por qué el tiempo se ralentiza y parece que se para ? Tal vez no estemos cómodos con lo que hacemos o tal vez sí, pero nuestra cabeza está pensando en cosas que nos preocupan y no aprovechamos el momento tanto como lo podríamos hacer.
En el caso opuesto, en el que las horas se nos hacen minutos, no hay mucho malo en lo que pensar ya que eso significa que hacemos lo que nos gusta y con lo que nos sentimos agusto. La pena es que sea así y no al revés, porque todos querríamos que los malos momentos pasaran rápido y que el los buenos el reloj parase de funcionar.
Y es que el tiempo no puede pararse, si da esa sensación, pero jamás podrás retenerlo. Eso sí, cuando sientas que tu tiempo está parado y sea por felicidad, aprovecha, nadie podrá quitarte ese momento. Aprovecha como un niño con sus golosinas, aprovecha el momento todo lo que puedas, más si el tiempo ha sido supendido en segundos por una persona. Una persona, sí, la persona más importante de tu vida.

lunes, 13 de junio de 2011

Que las lágrimas no te impidan ver el mundo maravilloso que te esta esperando;

Y puedes llorar, gritar, esconderte de la trizteza, pasar de todo, darle un golpe a la mesa, rellenarte de rabia o de desesperación, puedes hacer lo que te de la gana siempre y cuando esas lágrimas no te impidan ver ese mundo perfectamente imperfecto que te esta esperando. Porque al fin y al cabo las lágrimas solo son gotas de agua que colman tus ojos evitando ver el camino correcto. Porque al fin y al cabo te arrepentirás alguna que otra vez por lo ya hecho. Porque al fin y al cabo ser triste durante toda tu vida no tiene sentido, que las cosas pasan y si, se te quedan marcadas como una cicatriz para recordarte lo que con ella pasó, pero las cosas pasan, y las personas cambian, porque sin darte cuenta  puede aparecer esa persona que siempre quisiste tener a tu lado, y por mucho que quieras cambiarlas tendrás que aprender a comprender las decisiones que toman y comprender que como tu no puedes cambiar, ellas tampoco, simplemente aprende a quererlas, porque seas como seas ellas te quieren a ti, ¿no? Y las personas gilipollas que se encarguen de hacerte la vida una mierda, no te lo pienses dos veces y  mandalas por la puerta de salida por la que una vez entraron.
Porque lo que vales tu, no lo tiene nadie, absolutamente nadie, y puedes equivocarte y hacerlo millones de veces mal pero por dentro sabes mas que nadie que nunca has sido la zorra esa que un día fue la culpable de tus lágrimas, siendo también las de tus sonrisas. Porque ser feliz hay que serlo ahora, porque es ahora o nunca. Verdaderamente tu felicidad esta en tu mano, lo único que te queda es cerrarla, y aunque estés sola, recuerda que mejor sola que mal acompañada. Que la niñata y el niñato no se merece a alguien como tú, asique las lágrimas dejalas para otro momento como por ejemplo el momento en el que te mueres de risa, que ahora es tu momento para sonreír y ser feliz de una vez por todas. El mundo y tu aliados, que tu felicidad sea mas grande que el mar.




Porque nadie sabe lo que hay detrás de la maravillosa felicidad que te ofrece la vida, simplemente cógela.

Passing time;

Y cuando te das cuenta, lo que creías tener en tu mano ya no esta, se largó sin previo aviso. Y te hundes poco a poco, sufriendo la soledad que te invade y te arrasa por dentro hasta convertirte en una persona fría y antipática. Verlo todo borroso, sin saber hacia donde ir o donde apoyarte porque las piernas te pesan y sientes como tu cuerpo se derrumba, dolor y más dolor. Lo único que quieres es vendarte los ojos para no ver mas verdades, lo único que quieres es una mentira chiquitita que te puede hacer feliz el resto de tu vida. Pero el tiempo pasa, y nada cambia, nada vuelve a su normalidad, a su origen de siempre, y sabes que nada cambiará, sabes que lo único que se puede hacer es seguir hacia delante con o sin él, porque un segundo es un segundo. En un segundo podrías haber vivido el mejor momento de tu vida y no es tiempo para desperdiciarlo así. Lo piensas bien, lo piensas y es inevitable, ya no quieres más voces, ya no quieres más llamadas, ya no quieres más besos, sino los de él. Solamente y exclusivamente su olor a acabado de levantarse, su barba de 2 días, su pelo despeinado y sin lavar. Sus besos. Sus labios. Su todo. Y hacer volver atrás en el tiempo no está en tu mano. Porque las cosas solo se viven una vez y quieras o no nunca volverás a sentir lo que sentiste, nunca.
Y el tiempo pasa, la luz del sol ya no es lo tuyo, te acostumbras a las sombras de tu habitación, a las sábanas mojadas o a los ojos rojos e irritados. Pues ese siempre ya no esta presente.





Ese siempre acabó por convertirse en un adiós, dulce y horroroso. Y ver que con un leve movimiento de cabeza tu vida puede cambiar en menos de un segundo, pero el resto del mundo sigue igual.

-Y el tiempo pasa.

sábado, 14 de mayo de 2011

Quiero beberme tu sonrisa.



Ahora sé que es tan fácil recorrer, 


Ahora  que es verdad.
Nunca sabré mi destino donde está,
Pero siempre juego bien para ganar.
Quiero beberme tu sonrisa, tu calor. 
Aún recuerdo esa canción de los dos
Éramos dos, era un volcán. Éramos dos, un huracán.
 Pero aquello terminó, no sé por qué razón.

Todos necesitamos un poco de sur, para poder perder el norte,


Seria divertido por un día ver al típico profesor de matemáticas siempre serio, riéndose, echándose unas risas, subiéndose a la mesa, moviendo el esqueleto, y todos alrededor dando palmas felices, con una sonrisa que no nos la quita nadie, silbando disfrutando de ese amo propio, de ese no tener sentido del ridiculo, seria divertido, por una vez ver a toda esa gente seria, que delante de esa careta de cejas encorvadas y frases desagradables sacaran el niño que tienen dentro, porque digo yo que todos y digo todos haríamos el ridículo a tope, correríamos y saltaríamos por la calle, vamos digo yo, no?


VAN DOS Y SE CAE EL DEL MEDIO, DALE DILO SI LO ESTAS DESEANDO ; )